Camino de San Marcial 24 31500
948 820 872

El TJUE y la Sentencia del IRPH

Bufete iribarren Ribas Jorge Iribarren Ribas

STJUE IRPH

La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea  (en adelante el TJUE) responde a las cuestiones prejudiciales planteadas por el Juzgado de Primera Instancia nº 38 de Barcelona, en relación a un procedimiento judicial en el que se discute la abusividad de la cláusula de interés variable referenciada al índice de referencia oficial  IRPH.

  • Puede ser objeto de control el índice oficial IRPH?

 

En primer lugar, el TJUE concluye sí está comprendida dentro del control de la normativa de consumidores sobre cláusulas abusivas,  la cláusula de un contrato de préstamo hipotecario celebrado entre un consumidor y un profesional que estipule que el tipo de interés aplicable al préstamo se base en uno de los índices de referencia oficiales establecidos por la normativa nacional, cuando esa normativa no establezca ni la aplicación imperativa del índice en cuestión con independencia de la elección de las partes en el contrato. Aplicada esta conclusión al supuesto de los préstamos referenciados al índice IRPH, el TJUE concluye que sí pueden ser objeto de control en base a la normativa de consumidores.

 

  • Qué tipo de control es el que debe realizar respecto de una cláusula contractual que se refiere al objeto principal del contrato, como en este caso con las cláusulas de interés variable referenciadas al IRPH?

 

Aquí el TJUE se limita a concluir que el control a realizar es del transparencia material, en el sentido de que no debe limitarse a ser comprensible desde un plano formal y gramatical, sino también que el consumidor medio, normalmente informado y perspicaz, esté en condiciones de comprender el funcionamiento concreto del modo de cálculo del referido tipo interés IRPH y de valorar así, basándose en criterios precisos y comprensibles, las consecuencias económicas, potencialmente significativas, de dicha cláusula sobre sus obligaciones financieras. El TJUE fija 2 elementos especialmente pertinentes que el juez nacional debe efectuar a este respecto:

2.1. Por un lado, la circunstancia de que los elementos principales relativos al cálculo del mencionado tipo de interés resulten fácilmente asequibles a cualquier persona que tenga intención de contratar un préstamo hipotecario, dada la publicación del modo de cálculo de dicho tipo de interés, y

2.2. Por otro lado, el suministro de información sobre la evolución en el pasado del índice en que se basa el cálculo de ese mismo tipo de interés.

Sobre el primer elemento, resultan cuanto menos sorprendentes y discutibles las conclusiones a las que llega el TJUE en su apartado 53 de la Sentencia, en las que considera que cualquier consumidor medio tenía acceso a la Circular 8/1990 por estar publicada en el Boletín Oficial del Estado, y le podía permitir razonablemente conocer el método de cálculo del IRPH. Consideramos que en el análisis de cada caso que efectúen los jueces nacionales permitirán concluir que el consumidor medio, por muy atento y perspicaz no conocía, y en definitiva no podía comprender el método de cálculo empleado. No resulta exagerado concluir que en la mayoría de casos, los propios empleados de banca que ofrecieron este producto tampoco conocían el método de cálculo empleado, y que la información precontractual que suministraron no  puede considerarse ni clara ni comprensible.  Y, en este sentido, habrá que analizar la información incorporada al propio contrato, dado que si la misma no incorpora correctamente el método de cálculo empleado (cálculo del TAE en el contrato) y se contradice con la información publicada en la circular, hay argumentos suficientes para considerar que dicha información no es clara ni comprensible, y no cumple con el control de transparencia.

 

3) Si la cláusula de IRPH es nula por abusiva, debe sustituirse por otro índice legal supletorio? La conclusión a la que llega el TJUE con carácter general es que el Juez nacional deberá efectuar las siguientes constataciones:

3.1. En primer lugar, el carácter abusivo de la cláusula IRPH;

3.2. En segundo lugar, que el contrato de préstamo hipotecario sobre el que versa el litigio principal no podría sobrevivir sin tal cláusula IRPH, así como que las partes no hayan previsto en el contrato la aplicación de otro índice supletorio, y

3.3. En tercer lugar, si debido a la anulación del contrato el demandante en el litigio principal quedar expuesto a consecuencias especialmente perjudiciales.

Si se cumplen todos estos supuestos, y hacemos hincapié sobre todo en el tercer requisito, se podría reemplazar la cláusula controvertida por un índice sustitutivo oficial siempre que tenga dicha consideración en base nuestro derecho nacional. En este sentido, la casuística es muy amplia y habrá que tener en cuenta la opinión del consumidor a la hora de determinar si queda o no expuesto a consecuencias perjudiciales.

En el Bufete entendemos que el préstamo hipotecario sí que puede subsistir sin un Índice de Referencia (sin tipo de interés), por lo que realmente la primera posibilidad que nos  podemos encontrar es que el préstamo se quedase sin tipo de interés.

En caso de que se decidiese que el préstamo no pueda subsistir sin Índice, tendrá que ser el consumidor el que decida si el préstamo se tiene que cancelar o por el contrario prefiere que el índice se sustituya por otro.

 

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.