Camino de San Marcial 24 31500
948 820 872

DOS NUEVAS SENTENCIAS DE TARJETAS WIZINK: DOS JUZGADOS QUE NOS VUELVEN A DAR LA RAZÓN.

 

Ayer, 14 de septiembre de 2021, recibimos otras dos sentencias estimatorias en relación a tarjetas revolving suscritas con la entidad WizinkBank S.A.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Miranda de Ebro ha resuelto a nuestro favor, entendiendo que el TAE aplicado en el contrato, el cual se fijó en 26,82%, es notablemente superior al normal del dinero y desproporcionado con las circunstancias del caso, siendo por tanto que el contrato está afecto de nulidad y, por lo tanto, el prestatario únicamente está obligado a entregar la suma recibida.

Para acceder a la Sentencia pincha el siguiente enlace miranda sin datos.

Por tanto, la TAE del 26,82 % del crédito revolving objeto de litigio se considera notablemente superior el índice referencial para créditos al consumo en la fecha de contratación, por lo que el contrato está afecto de nulidad y, por lo tanto, y de conformidad con lo dispuesto por el artículo 3 de la Ley de Usura, la consecuencia de dicha nulidad será que «el prestatario estará obligado a entregar sólo la suma recibida», retrotrayendo la situación al momento inmediatamente anterior al préstamo”

Así las cosas, WizinkBank ya no podrá reclamar a nuestro cliente los 5.500€ de deuda que mantenía con la entidad, siendo que es la financiera quien deberá reintegrarle una cuantía superior a 6.000€.

Este mismo criterio sigue el Juzgado de Primera Instancia Nº 6 de Pamplona ante un supuesto en el que se solicitaba la nulidad de dos contratos con un TAE fijado en 24,60% y 26,70% respectivamente.

“En el contrato objeto de litigio no sólo se estableció un interés superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso, sino que ya se ha visto como en el mismo se consignan condiciones tales, que resultan leoninas, habiendo motivos fundados para estimar que fueron aceptadas por la parte actora, a causa de su inexperiencia o a causa de su angustiosa situación económica. El hecho de que la prestataria tuviera que acudir a la entidad demandante para obtener dinero, porque las entidades financieras habituales existentes en el mercado probablemente no se lo concedían, demuestra la veracidad de esa difícil situación económica, pues de otra manera, no habría suscrito un contrato como el que es objeto de litigio. Por todo ello, el contrato que liga a las partes debe ser considerado como usurario, con arreglo a lo establecido en la Ley de Represión de la Usura de 23 de julio de 1.908.”

Reprocha, además, el Juzgado, la falta de información otorgada al cliente en relación a la naturaleza e importancia de la cláusula que fija los intereses remuneratorios y el TAE, a pesar de su trascendencia e importancia al ser uno de los elementos definitorios del objeto del contrato de préstamo. Así, determina:

“Ello supone que la atención del consumidor se diluya y se represente un juicio equivocado sobre la función y características de dicha cláusula. Dada la importancia de dicha cláusula de intereses remuneratorios, la entidad financiera debió haberla redactado de forma resaltada, separando físicamente unas previsiones y otras. De la manera en que las cláusulas vienen expuestas se confunde al consumidor sobre cómo se conforma dicho precio, por más que el significado de cada una de las previsiones, analizadas por separado, pueda ser fácilmente localizable para los consumidores no familiarizados con este tipo de contratos, sino también, que no perciban toda la importancia que tiene. De hecho, dicha confusión permite sospechar que no tiene otro objeto que dificultar o imposibilitar al cliente dicha comprensión”.

En el presente asunto, se declara la nulidad del seguro de protección de pagos vinculado directamente con uno de los contratos, en virtud de la estrecha relación existente entre uno y otro, condenando a la entidad demandada a reintegrar a nuestro cliente todas las cantidades abonadas de más por este concepto durante la vida del contrato junto con los intereses legales oportunos

.Para acceder a la Sentencia pincha el siguiente enlace wizink 0569-21_J.1ª_Instancia_nº_6_(PamplonaIruña)0002802021-SENT_SENTENCIA_JUICIO_ORDINARIO

En consecuencia de todo anterior, nuestro cliente no sólo no tendrá que abonar a la financiera los 13.000 € que se le reclamaban, siendo la entidad quien deberá reintegrarle una cuantía que asciende a más de 8.000 €.

Desde Bufete Iribarren Ribas entendemos que ahora es el mejor momento para reclamar por tarjetas revolving, en vistas a las numerosas sentencias favorables que estamos obteniendo.

Si tú también te has visto afectado por una tarjeta revolving y quieres saber qué puedes reclamar y cómo hacerlo, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del email buefete@iribarrenribas.com o del teléfono 948820872.

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.