Camino de San Marcial 24 31500
948 820 872

DESPUES DE LAS SENTENCIAS DEL TRIBUNAL SUPREMO LA AUDIENCIA DE NAVARRA SIGUE DANDONOS LA RAZÓN, LOS ACUERDOS – TRAMPA SON NULOS

LA AUDIENCIA DE NAVARRA SIGUE DANDONOS LA RAZÓN, LOS ACUERDOS – TRAMPA SON NULOS

Pincha para ver la Sentencia

SENTENCIA SIN DATOS AUDIENCIA DOS ACUERDOS

El TJUE, lo ha vuelto a decir, vuelve a decir que la cláusula mediante la que el  consumidor renuncia, en lo referente a controversias futuras, a las acciones judiciales basadas en los derechos que le reconoce la Directiva 93/13 no les vincula.

Dice textualmente «cuando se celebra un contrato de novación que, por una parte, tiene por objeto modificar una cláusula potencialmente abusiva de un contrato anterior y, por otra parte, establece que el consumidor renuncia a ejercer cualquier acción judicial contra el profesional, deba situarse al consumidor en condiciones de comprender las consecuencias jurídicas y económicas determinantes que para él se derivan de la celebración de ese contrato de novación

La Audiencia de Navarra sigue, sino son transparentes no pueden ser validos, los acuerdos TRAMPA son nulos, sean uno, dos o tres. La Audiencia ha vuelto a dictar sentencia en nuestro favor reiterando que los contratos – trampa formalizados entre las entidades bancarias y los consumidores son NULOS por falta de transparencia.

La Audiencia sigue diciendo que no hubo información, no existió ninguna oferta previa al acuerdo ni puede acreditarse que se informó a nuestra cliente, con anterioridad, del importe al que estaba renunciando con la firma de dicho documento.  Tampoco se le permitió buscar asesoramiento de forma externa y determina:

“En el caso que nos ocupa no resulta probado ni que los consumidores demandantes fuesen conocedores al tiempo de suscribir el acuerdo de que la cláusula suelo era de carácter no vinculante ni que fuesen conocedores de las consecuencias que conllevaba su renuncia, entendidas, como ha quedado explicado, no sólo a que sabían que genéricamente renunciaba sino también a que conocieran a qué o a cuánto renunciaban en concreto. En relación con este último aspecto el TJUE afirma que el cálculo de cantidades puede efectuarse “fácilmente por un consumidor medio normalmente informado y razonablemente perspicaz, siempre que el profesional -en este caso, la entidad bancaria, que reúne los conocimientos técnicos y la información necesarios a este respecto- haya puesto a su disposición todos los datos necesarios”. En el caso que nos ocupa no consta la puesta a disposición por parte de la entidad de los datos con los que calcular -en su caso “fácilmente”- lo cobrado de más durante las anualidades anteriores al acuerdo por la diferencia entre la liquidación de la cuota aplicado el tipo de la cláusula suelo y la cuota aplicando el tipo hubiese procedido según la cotización variable del Euribor cada año más el diferencial pactado..”.

En vistas a lo anterior, la Audiencia dictamina que el acuerdo y, en especial, la cláusula de renuncia en él contenida, son opacos y por tanto NULOS.

Una vez más, la Audiencia nos vuelve a demostrar que resulta imprescindible realizar un análisis de transparencia en los contratos – trampa en vistas a garantizar una protección efectiva al consumidor quien, engañado por la entidad y ante la situación de desinformación en la que se encontraba, firmó sin conocer su verdadero contenido.

Si tiene un préstamo  hipotecario, firmo un acuerdo con Caja Rural  y quiere saber cuánto dinero le tiene que devolver, póngase en contacto con el Bufete Iribarren Ribas, donde le analizaremos su caso GRATUITAMENTE.

SEGUIMOS LUCHANDO.

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.